Liga Profesional

Los jugadores que pierde el fútbol argentino: vende por 55 millones de dólares, pero muchos se van libres

Las ligas europeas más fuertes le bajan hoy la persiana al mercado de pases. Sufren nuestros clubes la sangría imaginada: no pueden retener a sus mejores futbolistas. Hubo muchas transferencias al exterior, pero varios importantes se fueron en libertad de acción. ¿Qué equipos se armarían con quienes ya no están?  
 

Por Enrique Gastañaga

Esteban Andrada y Emmanuel Mas ya no se cruzarán con Rafael Santos Borré en un Superclásico. Ellos eligieron irse de Boca y de River.

Esteban Andrada y Emmanuel Mas ya no se cruzarán con Rafael Santos Borré en un Superclásico. Ellos eligieron irse de Boca y de River.

Cualquier entrenador, dejando algún detalle al margen, desearía imprimirle su idea y su estilo a esta formación: Esteban Andrada; Gonzalo Montiel, Luis Abram, Piero Hincapié, Emmanuel Mas; Nicolás Capaldo, Federico Navarro, Martín Payero; Oscar Romero; Rafael Santos Borré y Angel Romero. Se trata de uno de los equipos que podrían armarse con los jugadores que perdió el fútbol argentino en este último mercado de pases. Y no se cuenta a Carlos Tevez, retirado ¿hasta nuevo aviso?

Vale combinar el juego con tono de repaso y de análisis. Es el momento ideal porque justamente este martes 31 de agosto las ligas más fuertes del fútbol europeo le bajan la persiana a sus mercados de verano. 

El balance indica que ocurrió lo que se sospechaba, esa sangría tan temida. Más allá de los efectos de la pandemia, son las consecuencias de una economía tiroteada y de un dólar elevado al cielo. El escenario hace utópica la competencia con la inmensa mayoría de los países, aparte de convertir en imposible el sueño de incorporar jugadores provenientes del exterior.  

En algunos casos, los clubes dibujaron sonrisas en sus tesorerías porque pudieron coronar transferencias interesantes. River embolsó unos 8.000.000 de dólares por el traspaso de Gonzalo Montiel al Sevilla. Mientras que Boca recibió unos 6.000.000 por la venta de Esteban Andrada al Monterrey, más otros 5.000.000 por Nicolás Capaldo, quien voló al Salzburgo.

Como viene sucediendo últimamente, Talleres exprime cada mercado. Vendió al ecuatoriano Piero Hincapié en 7.500.000 al Bayer Leverkusen, a Federico Navarro en 5.000.000 al Chicago Fire, a Nicolás Giménez en 1.600.000 al Baniyas de Emiratos Arabes y a Franco Fragapane también en 1.600.000 al Minnesota United.

Banfield perdió a Martín Payero, a cambio de los 8.000.000 que le pagó el Middlesbrough inglés. Mientras que Estudiantes se desprendió de una de sus joyas, Darío Sarmiento, adquirido por el grupo del Manchester City en 6.000.000. También al club platense le entró 1.750.000 por la transferencia de Nahuel Estévez al Crotone.

Con números menos estruendosos, Independiente embolsó 1.150.000 por la partida de Jonathan Menéndez al Real Salt Lake de la MLS y está por acordar la salida de Sebastián Palacios al Panathinaikos de Grecia en una suma cercana a 1.200.000.

Arsenal recibió cerca de 900.000 dólares por el pase de Mateo Carabajal a Independiente del Valle de Ecuador. Mientras que Newell's agregó a su caja 750.000 por la venta del 80 por ciento de Martín Bellotti. El volante de 19 años estaba a préstamo en el Intercity (4ª categoría de España), que ahora resolvió comprarle el pase. 

De todos modos, el punteo que más impacta es el de los futbolistas que se fueron del fútbol argentino en condición de libres, sin dejarles un peso a los clubes. River no pudo retener nada menos que a Rafael Santos Borré. El máximo goleador del ciclo de Marcelo Gallardo ahora está en Alemania, en el Eintracht Frankfurt.

Por sus elevados contratos y por la intención de acelerar una renovación de fondo en su plantel, de Boca partieron a Emmanuel Mas al Orlando City de Estados Unidos, Julio Buffarini al Huesca de la segunda de España y Mauro Zárate al América de Minas Gerais, de la primera división brasileña. Además, el fútbol argentino ya no verá más a Carlos Tevez, retirado ¿hasta nuevo aviso?.

San Lorenzo no podía pagarles a los hermanos Romero. Entonces, les saldó una deuda de 900.000 dólares y los dejó partir en libertad con tal de evitar pagar el año de contrato que les restaba a Angel y Oscar. Una salida "china", extraña, desde el lugar donde se la analice. Sin llevarse un peso, está a punto de emigrar Diego "Torito" Rodríguez para seguir en Nacional de Uruguay.  

En Racing finalizaron sus contratos y emigraron Marcelo Díaz y Lorenzo Melgarejo. Ambos partieron a Libertad de Paraguay. En Vélez quedaron libres y no jugarán en el país Hernán De la Fuente (Famalicao de Portugal), Alexander Domínguez (atajará en Cerro Largo de Uruguay), Luis Abram (Granada de España) y Pablo Galdames (por cerrar con el Genoa de Italia). Gonzalo Escobar dejó al campeón Colón y se fue libre al Ibiza de la segunda española. Andrés Chávez salió de Huracán para mudarse al AEL Limassol de Chipre.

Pasa en este fútbol argentino que vende lo que puede y mira cómo se le escapan muchos otros jugadores que no tiene modo de retener. Es un mercado en un punto aliviador para las tesorerías de los clubes, pero demasiado triste para el juego por las calidades individuales que se siguen perdiendo.

Comentarios