Opinión

El 1x1 de Boca: el error de Rossi no fue tapado ni por las ganas de Pavón

Justo antes del choque clave por la Copa Argentina, el arquero hizo un penal insólito que empujó al equipo de Battaglia a la confusión y a la derrota 0-1 ante Gimnasia. Las bajas producciones individuales no fueron disimuladas por el buen ingreso del delantero ni por veinte minutos positivos de Almendra.

Por Enrique Gastañaga

Agustín Rossi sufre la ejecución del Pulga Rodríguez. El arquero había cometido un penal innecesario, un error que desató otra derrota de Boca.

Agustín Rossi sufre la ejecución del Pulga Rodríguez. El arquero había cometido un penal innecesario, un error que desató otra derrota de Boca.

Agustín Rossi (3). Es un caso para que Boca se preocupe. No es estable. Le cuesta transmitir esa tranquilidad que un equipo gigante necesita en el arco. Esta vez cometió un penal absolutamente evitable, que significó la derrota. Primero, no debía salir del arco. Luego, ya cerca del vértice del área grande, lo más aconsejable era que acompañara a Carbonero, quien corría hacia afuera. Pero no: fue al piso y lo volteó. Después, atrapado por el nerviosismo, siguió equivocándose.

Luis Advíncula (4). Le costó la marca de Carbonero y no fue claro en ataque.

Carlos Zambrano (4). Demostró inseguridades defensivas en el primer tiempo y no consiguió claridad en la salida.

Carlos Izquierdoz (5). Fue segundo marcador central y no pudo escaparse de las fragilidades xeneizes ni de la confusión en la etapa inicial. Trató de empujar desde atrás en el segundo período.

Frank Fabra (5). Atrás regaló alguna pelota insólita en el desconcierto total del primer tiempo. En ataque intentó, pero no hubo nadie por la izquierda para establecer una sociedad. Le costó superar a Gerometta en diversas situaciones de mano a mano.

Cristian Medina (5). Fue el volante más dinámico de Boca en los 45 iniciales. Tiró un caño delicioso de entrada. Estuvo cerca del gol tras el tiro de Almendra que dio en un palo, pero desvió el remate de zurda. Se apagó en la segunda etapa.

Esteban Rolón (4). Sigue limitándose al equilibrio, a los relevos. No se compromete con la pelota, algo que un "5" de Boca debe intentar.

Agustín Almendra (6). Le costó influir en el juego en la etapa inicial, aunque sacó un derechazo impactante desde afuera que sacudió un palo. Había levantado mucho en el segundo tiempo, inclusive con un jugadón individual que no terminó en gol por un magistral manotazo de Rey, pero entró en el nerviosismo. Le tiró una patada a Cecchini que era para roja y el juez Penel sólo lo amonestó. Ahí nomás Battaglia lo sacó, se supone, para que no lo echaran. Una pena. Sólo debe jugar.

Aaron Molinas (4). No logró manejar la pelota ni armar el juego de Boca. Battaglia no le tuvo paciencia como a otros futbolistas y lo reemplazó en el entretiempo.

Norberto Briasco (4). Jugó el primer tiempo abierto por la derecha y varias veces llegó al fondo, pero sus finalizaciones no resultaron positivas. Ya en el segundo, con el ingreso de Pavón, fue por la izquierda, donde más cómodo se siente, pero tampoco pesó y lo excluyeron.

Luis Vázquez (5). Realizó un partido más de esfuerzo y despliegue, con aportes afuera del área. El equipo nunca lo ubicó en situación de gol. Sólo tuvo una tras un córner, un cabezazo que Rey desvió por encima del travesaño.

EL MEJOR: CRISTIAN PAVÓN (7). Battaglia lo mandó a la cancha en el segundo tiempo por Molinas. Se desplazó por la banda derecha y, a pesar de algunos rasgos de confusión, desequilibró. Estuvo cerca del gol varias veces: en una, Morales se la despejó en la línea; en otra; pateó mal y afuera; en la tercera, no llegó a empujarla tras una linda diagonal; y en la última, quiso sorprender desde lejos y Rey voló justo para salvar a Gimnasia.

Exequiel Zeballos (6). Entró por Briasco e inquietó con algunos hábiles desbordes por la izquierda.

Edwin Cardona (5). Reemplazó a Almendra y la pidió, pero no trascendió. No marcó diferencias en la elaboración.

Vicente Taborda (5). Jugó los 15 minutos finales. Sustituyó a Fabra. La idea era que aportara en la construcción junto a Cardona. Metió una hermosa pelota que Pavón por milímetros no llegó a empujar.

Gabriel Vega (-). Ingresó faltando apenas siete minutos por Medina. 

Sebastián Battaglia (4). También quedó atrapado en la confusión general. Apeló a un 4-3-1-2 inicial que rompió en el segundo tiempo al sacar a Molinas y poner a Pavón para pasar a un 4-3-3. ¿No era para darle un rato más al pibe? Así será muy difícil que el chico gane confianza. Pareció apurarse en excluir a Almendra, el mejor hasta ahí más allá de sus nervios. Tampoco cerró la salida de Fabra y la continuidad en cancha de Rolón.  

Comentarios