Opinión

El 1x1 y los puntajes de Boca: los penales rescataron a Battaglia y a los grandes

No vale engañarse con la clasificación a semis de la Copa Argentina. Fue un paso atrás en el juego. El entrenador armó una formación sin pibes, demoró los cambios y no arriesgó con ninguna variante. En un equipo vacío de frescura, sólo Fabra escapó de los grises. 

Por Enrique Gastañaga

Cristian Pavón y Agustín Rossi celebran. El delantero metió el que pateó y el arquero atajó uno. Hubo pocos rendimientos convincentes en Boca.

Cristian Pavón y Agustín Rossi celebran. El delantero metió el que pateó y el arquero atajó uno. Hubo pocos rendimientos convincentes en Boca.

Agustín Rossi (6). Una pésima salida en un centro no fue gol de Patronato porque Gudiño resolvió mal. Al final, le sacó una buena desde lejos a Palavecino. Le atajó un penal a Marín.

Luis Advíncula (4). Una producción gris, sin pesar del medio hacia arriba. En tiempo adicionado tomó del cuerpo a Sosa Sánchez. Podrían haberle cobrado penal.

Carlos Izquierdoz (6). Seguro en la marca. Muchas veces debió revolear porque Patronato tapaba a los receptores. Pateó muy bien el penal.

Marcos Rojo (6). No tuvo problemas atrás. Esta vez no encontró salida limpia porque el rival bloqueaba los posibles pases a los mediocampistas. Su penal ingresó con suspenso.

EL MEJOR: FRANK FABRA (7). El más peligroso de un Boca que casi no metió miedo. Lastimó con varias proyecciones. Matías Ibáñez le tapó una clara en el segundo tiempo.

Juan Ramírez (4). La orden de Battaglia fue que arrancara desde la derecha. Pasó lo que se suponía: estuvo incómodo. Nunca influyó en el juego. Encima se lesionó.

Jorman Campuzano (5). Sin inconvenientes en el rol de equilibrar. Demasiado contenido por tratarse del "5" de Boca. Lateralizó siempre. Nunca arriesgó en el pase para atravesar líneas. 

Agustín Almendra (5). El más claro de un equipo oscuro en el primer tiempo. Le puso una linda pelota a Orsini. Después se fue diluyendo y salió.

Edwin Cardona (4). No trascendió en el juego ni en las situaciones con pelota detenida. Debió salir antes.

Nicolás Orsini (5). Tuvo una chance en cada tiempo. Primero, no le quedó la pelota cómoda para resolver y se la quiso dar a Briasco. Más tarde, no llegó a empujar un centro de Fabra.

Norberto Briasco (6). Bastante activo en un Boca sin luces. No llegó a ser profundo, pero se mostró, generó un par de faltas cerca del área y metió un taco delicioso que dejó solo a Fabra.

Diego González (5). Jugó casi todo el segundo tiempo en lugar del lesionado Ramírez. No logró cambiarle la cara al mediocampo.

Aaron Molinas (5). Battaglia lo puso en los últimos 25 por el intrascendente Cardona, cuando Patronato ya estaba ultra cerrado. La pidió, pero eran demasiadas piernas bloqueando todo. Convirtió su penal, aunque Ibáñez tocó la pelota.

Cristian Pavón (6). A los 30 minutos de la segunda etapa ingresó por Briasco. Cruzó una buena pelota que por poco no terminó en gol de Montes. Genera sensación de peligro. Cruzando el penal, selló la clasificación.

Luis Vázquez (5). Encontró acción en los 15 minutos finales, cuando sustituyó a Orsini. Se esforzó, peleó, pero no le quedó ninguna posibilidad de gol.

Rodrigo Montes (6). Tuvo su espacio en el último cuarto de hora, en reemplazo de Almendra. Aportó movilidad. No pudo empujar un lindo centro rasante de Pavón.

DT: Sebastián Battaglia (4). Aunque varios chicos venían entregando mejores respuestas que los grandes, armó una formación inicial sin pibes. Extrañó la posición de Ramírez por la derecha, una idea que no le salió. Demoró los cambios. Además, con ninguna de las variantes arriesgó. Los penales a él también lo salvaron. ¿Se animará a creer de verdad en los pibes?

Comentarios