Opinión

El error de creer sólo en técnicos Sub 50

La tendencia en el fútbol argentino se acentúa. De los 26 equipos, sólo 8 tienen un DT de 50 años o más. Cada vez hay menos lugar para los entrenadores grandes, aunque entregaron múltiples ejemplos recientes con respuestas más que positivas. Vale la sangre nueva, pero los viejitos sabios son necesarios.

Por Enrique Gastañaga

Miguel Russo, un experimentado, ya no está en Boca. Marcelo Gallardo, a los 45, brilla en su mejor momento y es el símbolo de los jóvenes.

Miguel Russo, un experimentado, ya no está en Boca. Marcelo Gallardo, a los 45, brilla en su mejor momento y es el símbolo de los jóvenes.

Es real que el tiempo para todos pasa. Y para los técnicos también. Sin embargo, en el fútbol argentino se acentúa una tendencia: los dirigentes eligen DTs cada vez más jóvenes. El mapa de este último campeonato con fuerza lo demuestra. Se advierte un enamoramiento de los técnicos Sub 50. Se nota que a los +50 los empiezan a marginar. Se trata de un error. Los nuevos no encierran las verdades absolutas del juego, y mucho menos aseguran resultados. Los viejitos sabios todavía tienen para aportar.

Existen razones económicas que a lo mejor condicionan. Por la cruel realidad argentina, cada vez los clubes pueden incorporar menos jugadores de jerarquía, cada vez llegan más rápido a Primera los futbolistas jóvenes. Entonces, muchos dirigentes optan por técnicos de menor edad para que exista una mayor complicidad con sus dirigidos, sin reparar en que tal vez un cuerpo técnico con un líder +50 puede incluir colaboradores Sub 50 capaces de tejer en profundidad una relación con el grupo de jugadores.

Está claro que no garantizan productividad ni los +50 ni los Sub 50, pero es notorio como se refuerza la costumbre de entregarles equipos a ex jugadores que se retiraron hace poco y no hicieron experiencia en inferiores: Fernando Gago, Israel Damonte y Pablo Guiñazú. Sin embargo, surgen demasiados datos. Pasando el tamiz, la realidad establece varios indicativos:

# Sólo 8 técnicos de 50 años o más dirigen hoy en Primera. En los 26 equipos, aparecen como conductores Falcioni con 65 años en Independiente, Zielinski con 62 en Estudiantes, Kudelka con 60 en Huracán, Gorosito con 57 en Gimnasia y Sciacqua con 51 en Sarmiento. También con 50 están Pellegrino en Vélez, Rondina en Central Córdoba y Delfino en Patronato. Hay otros tres en este grupo etáreo, pero son interinos: Monarriz con 53 en San Lorenzo, Spontón con 53 en Platense y Taffarel con 55 en Newell’s.

# Los clubes cambian por técnicos más jóvenes. Hubo muchos entrenadores que no llegaron al final de este campeonato. Por ahora van 14 en 18 fechas. Los nuevos técnicos elegidos por los dirigentes exhiben un DNI más fresco que el de quienes sucedieron. Así ocurrió en 8 equipos. Boca pasó de los 65 años de Russo a los 40 de Battaglia; Racing viajó de los 53 de Pizzi a los 35 de Gago (con los 52 de Ubeda en el medio como interino); Atlético Tucumán fue de los 59 de De Felippe a los 43 de Guiñazú, Central Córdoba de los 57 de Coleoni a los 50 de Rondina; Godoy Cruz de los 44 de Méndez a los 40 de Flores; Unión de los 47 de Azconzábal a los 43 de Munúa; Arsenal de los 50 de Rondina a los 39 de Damonte; y Banfield de los 50 de Sanguinetti a los 48 de Dabove. Sólo en 2 clubes contrataron a un técnico mayor que el anterior: Gimnasia dejó a Messera con 43 y optó por Gorosito de 57, mientras que Aldosivi escogió a Palermo de 47 tras destituir a Gago de 35. Habrá que ver qué eligen San Lorenzo, Newell’s y Platense, los clubes aún con interinos.

# Menos años de experiencia en el banco de suplentes. A veces el DNI no indica demasiado. Puede existir un técnico con varios años de edad, pero pocos dirigiendo. Los 14 técnicos que se quedaron sin trabajo promedian 11,7 años de trabajo en el fútbol como entrenadores. Los 10 DTs escogidos como definitivos promedian 5,6 años de carrera.

# Zubeldía, el caso excepcional. Tiene 40 años y hace 13 que trabaja como entrenador. Todo porque cerró su carrera de futbolista demasiado joven por una lesión. El DT de Lanús en la tabla imaginaria de técnicos con experiencia figura bien arriba, quinto, detrás de Zielinski (29 años trabajando), Falcioni (24), Gorosito (19) y Kudelka (19).

# Los grandes acá van por los jóvenes, pero en Europa no es tan así. River tiene a Gallardo con 45 años, Boca a Battaglia con 40 y Racing a Gago con 35. En Independiente resiste Falcioni con 65. Mientras que San Lorenzo busca uno joven. Crespo (46) y Heinze (43) le dijeron no. Ahora sueña con Zubeldía (40). Nadie piensa en históricos del club como Insúa (60), Perazzo (59) o Bernuncio (56). ¿Qué pasa con los gigantes de Europa? En España, Ancelotti con 62 dirige al Real Madrid, Koeman con 58 fue echado del Barcelona, Simeone con 51 sigue haciendo historia en el Atlético. En Inglaterra, Guardiola con 50 la rompe en el City, Tuchel con 48 en el Chelsea y Klopp con 54 en el Liverpool. En Italia, el Milan es líder con los 56 años de Stefano Pioli y Napoli marcha segundo con los 62 de Spalletti. En la Juventus, dirige Allegri con 54. En Francia, al imponente PSG lo dirige Pochettino con 49. La gran excepción es Nagelsmann, que con 34 hace volar en Alemania al Bayern Munich.

# Los viejitos también resuelven. El final de Russo en Boca no fue bueno, pero ganó dos títulos y supo pararse ante River, el gran dilema post Madrid. Llegó Battaglia y sumó mucho, pero en los partidos decisivos el equipo tan poco protagonizó que despertó críticas. Falcioni reacomodó a Banfield tras el ciclo de un Crespo que atacaba y no ganaba. Después, el Emperador ordenó a Independiente promoviendo muchos jóvenes y rediseñando el equipo permanentemente. Verón en Estudiantes creyó en los entrenadores frescos y con cierto aura bielsístico, pero terminó buscando a Zielinski, quien con mínimo material en un momento logró poner al equipo peleando la punta. Gorosito hace poco hizo campeón a Tigre… Los ejemplos hablan por sí solos. Vale seguir creyendo en ellos. Es un error marginarlos.

Comentarios